70% del empleo en España provienen de las PYMES

El Boletín Trimestral de Empleo en las Pymes lo confirma: las pequeñas y medianas empresas son responsables por la generación de 7 de cada diez puestos de trabajo en nuestro país. En ese sentido, las empresas con menos de 10 trabajadores (microempresas) han sido responsables por la generación de 76.086 puestos de trabajo y las empresas con plantillas de 10 a 49 trabajadores han generado 139.909 nuevos puestos de trabajos. Las empresas con 50 a 250 trabajadores en plantilla (medianas empresas) han generado 106.025 empleos.

Si nos referimos a los sectores, el informe nos demuestra que las ramas que más han generado trabajo son, respectivamente, las relacionadas con comida y bebida, comercio al por mayor e intermediarios de comercio, así como el sector de la construcción y el comercio minorista.

Pese a los buenos datos divulgados, el futuro a corto plazo de las pymes no es muy optimista ya que el día a día de los microempresarios no es nada sencillo. De hecho, los datos presentados por el secretario general de la UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), uno de cada tres autónomos tiene ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional.

El estudio también evidencia que la economía de nuestro país sigue dependiendo mucho de empresas dirigidas al sector de servicios, lo que dificulta la expansión de la economía española a largo plazo.

En contra de las micro, pequeñas y medianas empresas, pesan los importantes pagos a la Seguridad Social suportados por los autónomos – que en la mayor parte de los casos son los directores de las pymes.

Para apoyar la economía empresarial, es muy importante que las pymes cuenten con un sistema de retención de impuestos que se adapte a las necesidades económicas de esos tipos de negocios, además de disponer de líneas de crédito – como el anticipo de facturas – rentables para hacer frente a los constantes problemas de liquidez a los que se enfrentan.