Beneficios del descuento de pagarés en las comunidades de vecinos

Una comunidad de vecinos es un órgano que está sujeto a la Ley de Propiedad Horizontal. Este régimen jurídico de la comunidad de vecinos define un tipo especial de propiedad, en la que se engloban dos derechos de propiedad diferentes que coexisten en un mismo espacio.

Por una parte, existe el derecho singular y exclusivo sobre un sector delimitado y de aprovechamiento independiente dentro de la propiedad común. Estos elementos reciben el nombre de elementos privativosy se refieren a las viviendas, los locales comerciales, los garajes y los trasteros que hayan sido configurados como tal.

Además de estos elementos privativos, en los edificios o urbanizaciones que pertenecen a una comunidad de propietarios están los elementos comunes, que han sido diseñados para ofrecer un servicio a todos los dueños. Los elementos comunes son copropiedad de todos los vecinos.

Cómo se financia una comunidad de vecinos

Las comunidades de propietarios pueden ejercer una serie de acciones en conjunto al conservar muchas de las características de las personas jurídicas independientes. Una de estas acciones tiene que ver con los métodos de financiación.

Cuando una comunidad de vecinos se ve en la necesidad de acometer una obra, necesita financiarse de algún modo. Es común que las empresas constructoras busquen financiación propia a largo plazo para competir por la contratación, con la problemática que supone tener que recurrir a un modo de financiación tan prolongado en el tiempo.

Los descuentos de pagarés en comunidades evitan este problema y pueden convertirse en el método ideal para conseguir liquidez inmediata. Los pagarés son documentos que permiten cobrar una determinada cantidad de dinero a partir de la fecha que se indica en el propio documento. Pues bien, el descuento de pagarés es un sistema que permite cobrar el pagaré antes de la fecha que se indica, por lo que el propio documento adquiere valor inmediato.

Fideco para las comunidades de vecinos

Fideco es una empresa dedicada al descuento de pagarés para empresas, pero también para comunidades de vecinos. Su equipo de trabajo se encarga de recibir y analizar el pagaré en el mismo día en el que la comunidad de propietarios se lo hace llegar. Tras aprobar y confirmar la operación, la transferencia de dinero se realiza en un plazo máximo de 24 horas.

Si una comunidad de vecinos está pensando en proyectar una remodelación y buscar modos de financiar la reforma, una visita a Fideco puede aclarar su futuro en pocos minutos y evitar quebraderos de cabeza innecesarios a presidentes y miembros de las juntas directivas de su comunidad de vecinos.