coronavirus inversion

En qué invertir nuestro dinero durante el coronavirus: las mejores oportunidades

La crisis global originada por el coronavirus está haciendo temblar los cimientos de la economía mundial. El decreto de estado de alarma en diversos países ha provocado el receso de gran parte de sus actividades productivas. Los efectos son ya visibles, pero todavía está por ver qué impacto tendrá de forma definitiva en los estados y en nuestros bolsillos. 

Así pues, numerosos expertos están ofreciendo sus recomendaciones de inversión durante la pandemia del coronavirus. En el post de hoy os presentamos algunas de ellas y os recordamos que con los descuentos de pagarés podréis obtener liquidez de forma ágil para hacer frente a vuestros gastos.  

La asesora financiera estadounidense Bloomberg realizó una selección de las cinco mejores opciones. La renta variable, aunque es el activo menos recomendado; los bonos, la volatilidad, las inversiones temáticas y el oro.  

El oro es uno de los activos a tener en cuenta. Está previsto que alcance los 1.700 dólares por onza y supere los 1.800 dólares en doce meses, lo que supone una subida interanual del 9%. 

Todos los expertos coinciden en que es momento de ser pacientes y, sobre todo, prudentes. Fabiana Fedeli, responsable global de Activos Fundamentales de Robeco, asegura que hay que elegir “lenta y gradualmente nuestros puntos de entrada”. No podemos prever el final de la caída, por lo que hay que estar seguros de las decisiones que tomamos.  

A&G Banca Privada apunta en la misma dirección y argumenta que es momento de desarrollar una estrategia a largo plazo. Además, apuntan que también tenemos la oportunidad de adquirir ciertos valores tras la caída de precios. 

Alfredo Álvarez-Pickman, director de inversiones key capital partners en Finect Talks, asegura que es el momento de la diversificación, es decir, no estar dentro de una sola empresa o un solo sector. 

Joaquín Grech, asesor financiero, apunta que hay compañías con buenas perspectivas de futuro, como las cadenas de comida rápida y las empresas comercializadoras de software. 

Desde firmas como Schroders y Fidelity recomiendan una “posición defensiva” porque las valoraciones no están lo suficientemente baratas como para asumir mayores riesgos en nuestras inversiones.