Consecuencias para el firmante en caso de impago

En otro post hemos hablado del impago de pagarés. Concretamos en éste sobre las consecuencias de impagar pagarés para la figura del firmante.

Estas son las principales consecuencias:

  • Pueden ser ejercidas las acciones cambiarias del documento.
  • Se produce una anotación en el RAI en el caso de que sea persona jurídica y el importe del documento sea superior a trescientos euros.
  • Pérdida de imagen y crédito frente a la entidad de domiciliación.
  • Pérdida de imagen y crédito frente al tenedor, que en caso de ser proveedor puede exigir que las nuevas compras se realicen al contado.

Otras consecuencias del impago

Se ocasionan gastos de devolución, en general comisiones bancarias, y también se pueden producir gastos por el levantamiento de la declaración equivalente e incluso el protesto notarial. Es menos frecuente que se exijan los intereses que prevé la LCCH, sobre todo cuando se intenta el recobro por vía amistosa, aunque en el caso de reclamarse por vía ejecutiva se podrán incluir.