Descuento de pagarés para el pago del IVA

Cada vez más las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores autónomos deben liquidar periódicamente el impuesto del IVA a la Agencia Tributaria. De hecho, este tributo puede suponer una fuerte salida de efectivo, por lo que puede desequilibrar la liquidez de cualquier negocio.

Para estas ocasiones hay que contar con un plan B, como puede ser el descuento de pagarés, lo que supone un plan seguro para conseguir dinero para afrontar los pagos. En FIDECO somos expertos en descuentos de pagarés y, por eso, queremos ofrecerte nuestros servicios al mejor precio. Empecemos por explicar los diferentes conceptos.

QUÉ ES EL IVA

Por ejemplo, el IVA es un impuesto indirecto que grava el consumo y en el que las empresas y los autónomos actúan como recaudadores para el estado español. Así, cuando la empresa vende un producto o servicio retiene el IVA. Igualmente, la empresa debe pagar el IVA de los productos y servicios que adquiere cada tres meses.

Por eso, el calendario del contribuyente de la Agencia Tributaria se convierte en un auténtico quebradero de cabeza para muchas empresas y autónomos. Los negocios deben pagar el IVA de forma periódica y sin incidentes, o se enfrentan a sanciones económicas muy importantes.

QUÉ ES UN PAGARÉ

Un pagaré es un documento contable que cuenta con la promesa incondicional de una persona o empresa, de que pagará a un segundo, es decir, a un beneficiario o tenedor, una suma de dinero determinada en un plazo de tiempo establecido. La diferencia principal con respecto a la letra de cambio es que el pagaré lo emite el deudor y no el acreedor.

¿EN QUÉ CONSISTE EL DESCUENTO DE PAGARÉS?

El descuento de pagarés es uno de los métodos de obtener liquidez que más usan las empresas y los autónomos en la actualidad. En España, desde el inicio de la crisis que empezó en 2008, existe mucha dependencia de la financiación bancaria. Entonces fue cuando los bancos dejaron de prestar y empezaron los problemas para los empresarios y autónomos.

Las ventajas que las empresas y los autónomos tiene utilizando el descuento de pagarés son abundantes: Convierte la cuenta de clientes del balance en tesorería. No incrementa la deuda en el balance ni la CIRBE. No se tiene en cuenta la capacidad de pago de la empresa que solicita la financiación, sino de quien emite el pagaré a descontar, entre otras.

Por otro lado, cabe destacar que la Agencia Tributaria te da una serie de facilidades a la hora de liquidar el IVA trimestral. Por ejemplo, Hacienda te ofrece aplazar el pago de impuestos, aunque te pide que justifiques la situación económica por la que atraviesas.