Estos errores destruirán tu empresa

Si tienes un negocio o estás pensando en montar uno, lo último que querrás es que tu empresa fracase. Para ello, es fundamental contar con una buena hoja de ruta y tener muy claro no solo las cosas que debes hacer para mantener tu negocio a flote sino también estar muy seguro de lo que NO debe hacerse nunca, si no quieres firmar la sentencia de muerte de tu negocio.

De acuerdo con empresarios de éxito y especialistas en la gestión de impagados, estos son los principales errores que destruyen una empresa:

#1- Falta de Planificación: No puedes alcanzar un objetivo si no sabes dónde quieres llegar y, para alcanzar una meta, es necesario saber qué camino debes recorrer. Ten claro la ruta a seguir y no te desvíes de la senda, salvo que el cambio esté totalmente justificado.

#2 – No contar con aliados: Un proverbio chino dice que “el que camina solo llega más rápido pero el que camina acompañado llega más lejos». Para alcanzar el éxito empresarial, debes rodearte de buenos aliados: colaboradores, proveedores, clientes, etc., que puedan aportar valores positivos a tu labor diaria. Si no lo haces, estarás sentenciado a quedarte en el medio del camino.

#3 – No innovar: Tu negocio no debe estar apalancado en el tiempo. Para progresar y ajustarse a las necesidades del mercado y de tus clientes, debes destinar una parte del presupuesto a la innovación material (equipamiento, instalaciones, etc.) e intelectual (formación). Si no lo haces, tu negocio podrá mantenerse a flote durante un cierto tiempo, pero a la larga el descenso es inevitable.

#4 – No controlar la contabilidad: Te gusten más o menos los números, debes saber que las finanzas son el alma del negocio. Para llegar a buen puerto, es primordial contar con una administración eficaz del dinero y controlar los gastos: gestión de cobros, control de liquidez, inversiones, gastos en mantenimiento, sueldos, etc.

#5 – No respetar los tiempos: Cada uno de los pasos para avanzar hacia tu meta requiere un tiempo y debes aprender a respetarlos: el lanzamiento de un producto, la construcción de una imagen de marca, la formación de una comunidad sólida, etc. Cuando los empresarios deciden no respetar esos tiempos, es más probable cometer errores y enviar todo el proyecto directamente a la tumba.

#6 – No recuperar deudas: El cobro de facturas es una tarea complicada y desagradable, pero ni por eso deje ser dejada a un lado. Contar con un buen servicio de gestión de impagados es clave para garantizar la liquidez de tu negocio y garantizar su continuidad en el tiempo.