cesión de créditos

En qué consiste y cómo funciona la cesión de créditos

La cesión de créditos se trata de una operación simple que favorece la acción de pedir una cesión de los mismos a cualquier persona que no quiera ocasionar ningún problema al funcionamiento de la compañía a la que pertenece. El objetivo directo es no paralizar su activo. Pero, ¿Cómo funciona la cesión de créditos?

Cuando una empresa se encuentra con la necesidad de cobrar una venta de una prestación de un servicio concreto, se da cuenta gracias a las facturas que muestran que hay una cuantía pendiente a saldar. El mismo tiene una vigencia de 90 días, pero la compañía necesita dicha liquidez de una forma inmediata. La empresa o pyme dispone de diferentes alternativas, pero la más recurrida es acudir a una institución financiera para que puedan disponer por adelantado de ese importe, con una comisión y tipo de interés.  Esto es lo que se le llama cesión de créditos.

Tipos de concesión de créditos

Como hemos dicho anteriormente, existe una gran variedad de alternativas que dispone de cesión de créditos. Según las necesidades que disponga una pyme, se escogerá un tipo de concesión u otro:

  • Con y sin notificación: Esta última hace alusión a cuando se realiza la cesión de créditos sin avisar al deudor de la transmisión del derecho al cobro. Mientras, la primera hace referencia a la pyme cuando vende el derecho al cobro y, tanto la pyme como el cesionario, notifican al deudor del cambio de titularidad del acreedor.
  • Con y sin recursos: El primero se practica cuando el deudor no hace frente a su deuda mientras el tipo de cesión sin recurso alude a cuando se lleva a cabo cuando el deudor declara la insolvencia de la financiación que tiene y le imposibilita afrontar la deuda.

¿Qué requisitos existen para ceder un crédito?

Las partes que deben juntarse y, sobre todo ponerse de acuerdo son el cedente y el cesionario. En este caso, el deudor permanecerá ajeno y no formará parte de esta fase del proceso. También, para la cesión, es primordial demostrar que existe la pyme, el deudor y las facturas.

Hay que tener claro que el cesionario, una vez adquirido las responsabilidades de la deuda, se arriesga a que el deudor nunca cumpla con el pago en cuestión.

Así, hay que tener muy claro a la hora de llevar a cabo una cesión de crédito. Desde Fideco Inversiones, nosotros ofrecemos descuento de pagarés donde podrás obtener liquidez inmediata